Las fotos del Baron von Gloeden encantaron los Victorianos, que fueron tal vez menos apretados
que nosotros hoy en día. Juezga por ti mismo.